Oposición, ideología y vacunación

A su regreso del viaje a Argentina y durante la conferencia de prensa matutina del 12 de enero, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell declaró, que tuvo acceso a información privilegiada del expediente científico y técnico de la vacuna rusa contra Covid-19, Sputnik V, entre ellos los resultados del ensayo clínico fase 3, que hasta ese momento no había sido difundido, pero que en los próximos días sería publicado en una prestigiosa revista.

Tras esta declaración varios  periodistas o analistas se mofaron de él y se preguntaban cómo era posible que haya tenido acceso a esos datos, cuando la comunidad científica del mundo no los conocía. Esta discusión se colocó en la agenda de los medios de comunicación mexicanos por lo menos durante las dos semanas siguientes.

Todo ese debate llegó a su fin la semana pasada, cuando el pasado 2 de febrero la Revista The Lancet finalmente publicó los resultados del ensayo fase 3 de la vacuna rusa Sputnik V, en donde además afirmó que tiene una efectividad del 91.6%, tal y como lo adelantó López Gatell.

Con estos hechos se puso en evidencia no solo el sesgo y lo tendencioso de muchos espacios noticiosos, en el manejo de su información, sino el esfuerzo que hacen por desacreditar todo aquello que emane del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Cuando López-Gatell retomó el concepto de infodemia, les hablaba a ellos, a quienes lo suyo ya no es solo criticar sino desacreditar a pesar de todo y valiéndose de todo.  

Y es que aunque esos espacios se jactan de objetivos o plurales lo cierto es que la ideología sí influye en sus criterios periodísticos, porque de no ser lo ideológico entonces la única explicación al descrédito hacia la vacuna rusa, son los intereses económicos que podrían estar detrás que ya más de uno en redes sociales ha mencionado.

De qué tamaño habrá estado el episodio que hasta medios de comunicación rusos, en español, reaccionaron para hacer el contrapeso informativo a través de trabajos en los que defendían no solo la efectividad de su vacuna, sino de lo transparente y científico del proceso para la creación de su Sputnik V.  En fin, un episodio digno de los años ochenta.

JAGM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s